360-icon download left-arrow left-doublearrow nav-dot pdf-icon rss-icon search-icon spot-icon subnavi-icon close-icon info-icon
La nueva 6335 C presenta una construcción robusta, es tremendamente fácil de utilizar y resulta muy cómoda.
Andreas Schmidt, Harald Zemke y Steffen Arendt, director general y director de producción en planta, Alemania - Fendt 6335 C, 936 Vario
La nueva 6335 C presenta una construcción robusta, es tremendamente fácil de utilizar y resulta muy cómoda.

Cosechadoras Fendt en los campos de Brandeburgo

Fendt presentó las nuevas cosechadoras de la serie C en 2012. Este año, las empresas de explotación agrícola de Brandeburgo utilizarán estas maquinarias por primera vez en sus trabajos de cosecha. Agrar GmbH Kraatz de Gransee y Neugro Landwirtschaft & Dienste GmbH, Großgottschow, dos empresas pertenecientes al sector agrícola en la región de Ruppin, informe.

Su pasión son las plumas. Ni siquiera sabe exactamente cuántas tiene. “Puede que tenga unas diez mil”, confiesa Andreas Schmidt sonriendo mientras abre algunos de los cajones de su oficina, donde pueden verse algunas de las piezas de la colección, colocadas unas junto a otras, y en todos los colores y tamaños. Heredó de su padre tanto esta colección como la oficina en el año 2004 y, desde entonces, sigue manteniendo la primera de forma precisa y colocada de forma clara y sistemática. Características que también son importantes para gestionar correctamente una empresa agrícola.

En el año 2004, Andreas Schmidt también se convirtió en el director gerente de la empresa Agrar GmbH Kraatz de Gransee, ciudad situada al norte de Berlín en un área conocida como la región de Ruppin. La empresa cultiva 1.440 hectáreas en las tierras arenosas típicas de Brandeburgo, con valores del suelo comprendidos entre 25 y 40 puntos. Kraatz es una pequeña aldea de aproximadamente 240 habitantes que está caracterizada por la agricultura y la cría de animales. Andreas Schmidt conduce su coche por la calle principal, que se llama Lindenstraße. Este hombre alto y delgado pasa por la estación de servicio de la empresa y llega a los campos, donde sus colegas están trillando colza. “Este año hemos plantado 200 hectáreas de colza y ya estamos en las últimas fases de la cosecha. El rendimiento de 38 dt/hectárea es bueno”, informa.

“… resulta realmente espectacular”.

Además de la explotación agrícola y de los pastos, la empresa cuenta también con 330 vacas lecheras con sus crías, así como una planta de biogás. Desde hace cinco años, Schmidt también ha estado trabajando como contratista, conduciendo únicamente tractores Fendt: cinco 820 Vario, un 415 Vario y un 936 Vario. Con la combinación del negocio agrícola y el de contratación, las máquinas pueden utilizarse de forma óptima. “Además, resulta realmente espectacular cuando te presentas a los clientes con una flota verde de Fendt”, argumenta, mientras conduce desde la carretera hasta un campo de colza en el que la cosecha casi ha finalizado por completo. La ingeniería de Fendt, conocida por su fiabilidad, eficiencia y economía, ayuda a conferir una excelente imagen al proveedor de servicios.

Además de una cosechadora rotativa de Fendt, que la empresa adquirió hace tres años, en el campo de colza ahora hay también una nueva cosechadora Fendt de la serie C. La razón de esta inversión fue la espléndida experiencia que la empresa ya había obtenido anteriormente con la tecnología de Fendt. El operador Martin Schröter lleva muchos años trabajando en la granja y ha conducido diferentes tipos de cosechadoras. “La nueva 6335 C presenta una construcción robusta, es tremendamente fácil de utilizar y resulta muy cómoda”, resume y se aleja de nuevo para cosechar las últimas cinco hectáreas de colza. Después, hay que segar el trigo y el ritical. La trilla de prueba ya se ha realizado. En cosechas como las de este año, donde muchos diferentes tipos de cultivos maduran en muy poco tiempo uno detrás de otro, las cosechadoras no pueden permitirse ningún error.

“Pero yo confío en Fendt”

Afirma Andreas. Schmidt con calma, que tiene la responsabilidad de más de 1.000 hectáreas de grano, colza y maíz y siempre tiene todo bajo control. Al igual que sucede con su colección de plumas. Además, también recibe el apoyo del concesionario de Fendt Agravis Technik Sachsen- Anhalt/Brandenburg GmbH, situado cerca de Fehrbellin, en todas las cuestiones tecnológicas.

Casi 2.500 hectáreas para trillar

Cambio de escena: A unos 15 km al norte de Kraatz, en Großwoltersdorf, las cosechadoras se están preparando para el trabajo en los terrenos de la Neugro Landwirtschaft & Dienste GmbH Steffen Arendt, jefe de producción vegetal en esta empresa agrícola, camina con despreocupación a través del patio de cemento, que está rodeado de edificios administrativos, garajes y almacenes. “El nombre de Neugro es una combinación de los nombres de las ciudades de Neuglobsow y Großwoltersdorf, las dos cooperativas de producción agrícola (LPG, en la antigua Alemania oriental) a partir de las que se creó la empresa Neugro Landwirtschaft & Dienste GmbH en el año 1991”, explica mientras ve cómo el operador de cosechadoras, Karsten Zell, se sube a su Fendt 6335 y se pone en marcha.

Steffen Arendt controla más de 1.225 hectáreas de campos agrícolas y de pastos de la Neugro GmbH, así como más de 1.200 hectáreas que la empresa agrícola cultiva como contratista. Hace seis años y medio, este joven de la Baja Sajonia se trasladó a la región de Ruppin. Acababa determinar sus estudios de agricultura en Osnabrück. Le interesaba un proyecto financiado por la UE que tenía por objeto promocionar a los sucesores de las grandes explotaciones agrícolas de Alemania oriental, así que programó un período de aprendizaje de un año. Se ha quedado hasta hoy. “Aquí puedo poner en práctica mis ideas y decidir libremente. Además, el trabajo es muy práctico”, declara para respaldar su decisión. No hay duda de que la magnífica cooperación con Harald Zemke, director gerente de la empresa agrícola, hizo el resto.

“Llevamos conduciendo tractores Fendt desde 1999 y esta es ahora nuestra primera cosechadora. Es una máquina crucial y esta es la razón por la que la calidad y la fiabilidad son tan importantes. Solo tiene que utilizarse de 250 a 300 horas al año, pero si no funciona justo entonces, realmente tenemos un serio problema”, explica Steffen Arendt (a la izquierda), director de producción vegetal en la Neugro Landwirtschaft & Dienste GmbH de Großwoltersdorf.

Paja de excelente calidad para el ganado de vacas lecheras

Harald Zemke, director gerente de Neugro GmbH

La empresa de Großwoltersdorf, que lleva conduciendo tractores de Fendt desde 1999, adquirió la nueva cosechadora Fendt de la serie C principalmente por una razón fundamental: necesitan una paja buena y de alta calidad para sus 200 vacas madre, que en invierno se trasladan desde los pastos hasta el establo para parir. La empresa agrícola almacena la mayor parte del grano por sí misma, por lo que pueden venderlo directamente en un momento posterior. Con 800 hectáreas, el centeno es el cultivo principal de la explotación. No obstante, allí también se cultivan colza, cebada de invierno y tritical.

“Hasta la fecha hemos trillado 200 hectáreas y nos sentimos muy satisfechos con la calidad de trilla de la nueva serie C”, resume Arendt. Alaba características como las bajas pérdidas, la perfecta visibilidad desde la cabina y el confort durante el trabajo, lo que le permite pasar sin problemas de diez a doce horas en la cosechadora. Argumentos a favor de la cosechadora de la fábrica de Fendt de Breganze, Italia. Junto con Holger Beuster, jefe de filial de Agravis Technik GmbH de Fehrbellin, y Daniel Wolf, jefe de área de AGCO en el departamento de cosechas del este, Harald Zemke visitó incluso la fábrica del sur de Europa en la primavera de 2013. Y se sintió entusiasmado. “Sin duda, otro requisito previo muy importante para trabajar con máquinas Fendt es la excelente relación con el equipo de Agravis en Fehrbellin”, enfatiza Steffen Arendt, que se encuentra de camino en su todoterreno a los campos de cebada de invierno, donde tomará el relevo de Karsten Zell, de modo que este pueda tomarse un descanso de sus trabajos de trilla.

Una densa nube de polvo sale lanzada por detrás de la cosechadora 6335 C cuando frena. “Tenemos buenas condiciones de cosecha”, declara Arendt mientras se sube a la cabina de la cosechadora y desaparece rápidamente con su máquina hacia el siguiente campo de cebada.