360-icon download left-arrow left-doublearrow nav-dot pdf-icon rss-icon search-icon spot-icon subnavi-icon close-icon info-icon
El rendimiento del tractor Fendt habla por sí solo!
Lucian Buzdugan, director general de una empresa agrícola con un total de 56132 ha de tierra cultivable, Rumanía - Fendt 939 Vario
El rendimiento del tractor Fendt habla por sí solo!

Una isla llena de tractores

Brăila es una isla verde y fértil situada justo en el centro de la reserva biosférica del delta del Danubio, al este de Rumanía. El otoño pasado se cosecharon 18.000 hectáreas de trigo, 11.000 hectáreas de colza y 8.000 hectáreas de cebada. No obstante, esto no es todo en absoluto.La empresa AGRICOST Holding de Brăila dirige el negocio de explotación agrícola más grande de Rumanía. Todo lo que ocurre aquí se desarrolla en el ámbito de la agricultura en su nivel más alto. Es más, la isla constituye un proyecto exclusivo en Europa. Independientemente de si llega en automóvil, en tractor o sobre las ruedas de una máquina cosechadora, la única forma de acceder a la isla es tomando el ferry desde el área urbana de Brăila. No hay ningún puente.

La campiña situada alrededor de la ciudad portuaria de Brăila, donde se encuentra la sede corporativa de AGRICOST, es muy fértil gracias a su proximidad con el Danubio. A tan solo unos kilómetros del centro histórico de esta metrópolis de 200.000 habitantes, están sucediendo grandes cosas. En una epónima isla del Danubio, la empresa agrícola AGRICOST dirige su negocio en un total de 56.132 hectáreas de terreno cultivable. La magnitud de sus operaciones resulta casi imposible de imaginar. Un dique de 154 kilómetros de longitud protege los vastos campos cultivables de las influencias del río. Esta tierra está dividida en 20 granjas. Sin embargo, el agua de la isla es esencial para la vida, puesto que es preciso regar tres cuartas partes de la superficie. Cinco plantas de bombeo de alto rendimiento, 28 estaciones de bombeo de alta presión, 9.800 bocas de riego y un sistema de tuberías con una longitud total de 1.322 kilómetros garantizan el abastecimiento de agua, así como el riego de la isla que se extiende por una superficie total de 710 km² y, por lo tanto, más grande que el Lago Constanza. Además, otros 1.362 kilómetros de canales de agua abiertos entrecruzan la superficie. A pesar de ello, los residentes de Brăila dependen para su supervivencia de una de las vías navegables más significativas de Europa. De hecho, esta es la razón por la que la isla tiene su propio pequeño puerto en el que los buques de mercancías pueden cargarse con cultivos recién cosechados.

Todos los años, el personal de AGRICOST, que suma en total más de 800 personas, cosecha 140.000 toneladas de trigo y cebada, 65.000 toneladas de grano, 90.000 toneladas de girasoles, soja y coles y 7.000 toneladas de patatas. Estas enormes cantidades convierten a la empresa, según sus propios cálculos, en el negocio agrícola de un solo emplazamiento más grande de toda Europa. ¿Alguien que dirige un negocio agrícola de esta envergadura piensa en algún momento en la conservación del medio ambiente?“Valorar los esfuerzos de nuestra mano de obra, así como tener respecto por la naturaleza y por nuestro ganado, son los principios básicos de nuestro trabajo”, enfatiza Lucian Buzdugan, director general de AGRICOST. Para ser capaces de trabajar vastas superficies de terreno de forma eficaz, es preciso disponer de máquinas potentes y eficientes. Desde marzo, esta isla, que mide más de 60 km de longitud, se ha mantenido viva con el establo verde característico de Fendt, el fabricante de tractores con sede en Marktoberdorf. La isla recibió por ferry 35 nuevos tractores 939 Vario, que se pusieron directamente en servicio en primavera, la temporada de siembra.

13.650 CV de Algovia para Rumanía

La decisión de traer estos tractores verdes con sus llantas rojas a la isla se tomó realmente durante el otoño pasado. En aquella época, un 936 Vario y otros tres tractores de diferentes fabricantes pertenecientes a la clase de potencia de 350 a 400 CV se encontraban en funcionamiento en esta isla situada cerca del Mar Negro. “Los tractores se sometieron a ensayos intensos a lo largo de cientos de horas”, informa Cristian Danescu, director general MEWI, el socio de ventas de Fendt en Rumanía. Una vez que el gigante tractor de Algovia demostró sus capacidades, Buzdugan constató que esta decisión había resultado rápida y sencilla. “El rendimiento del tractor Fendt habla por sí solo. Además, las políticas de nuestras empresas encajan a la perfección entre sí. En concreto, cuando se trata de lograr un equilibrio perfecto entre eficiencia y protección medioambiental, los tractores de Algovia, con la tecnología SCR de ahorro de combustible y su alto nivel de rentabilidad, son el complemento de trabajo perfecto”, afirma con entusiasmo el director agrícola. Sobre todo, el jefe ejecutivo se sintió impresionado por el ritmo con que podían trabajar. Para una hectárea, los rumanos ahora solo necesitan un cuarto de hora utilizando los nuevos tractores de alto rendimiento procedentes de la región de Algovia.

La formación profesional para conductores, conocida como el programa “Fendt Expert”, es por supuesto un elemento constitutivo de la entrega de los nuevos tractores. Es cierto que Hubert Martin, experto de Fendt con sede en la región de Algovia (el segundodesde la derecha), no habla rumano. No obstante, gracias a un intérprete, Cristian Cabodescu (el tercero desde la derecha), la comunicación fluyó sin problemas. Este hombre del servicio técnico de MEWI, el importador rumano de Fendt, creció en la Selva Negra.

Para los conductores rumanos, el lema es “Aprender haciendo”. El instructor de conducción de Fendt, Hubert Martin, familiariza a los conductores con el nuevo 939 Vario a la hora de plantar grano.

¡Mucha suerte para Fendt! El director general de AGRICOST Holding, Lucian Buzdugan (el segundo desde de la derecha) se muestra encantado con los nuevos 35 tractores de alto rendimiento, que llegaron en marzo por ferry desde tierra firme.

Objetivos exigentes para el futuro

Los trabajadores responsables de AGRICOST se han impuesto algunos objetivos muy ambiciosos. Buzdugan y su empresa desean expandirse más para ser competitivos en el mercado europeo. “Solo podemos obtener un alto rendimiento en nuestras cosechas utilizando los vehículos agrícolas más potentes, sobre todo cuando trabajamos en las gigantescas superficies que implica nuestro trabajo en Brăila”, añade Danescu. Por ello, MEWI no solo proporciona asesoramiento y soporte activos relacionados con el servicio al equipo de Brăila, sino que también ofrece cursos de formación organizados para conductores que incluyen tanto teoría como práctica. Una presencia constante en estos cursos de formación para conductores rumanos es Hubert Martin, procedente de la “forja de tractores” de Algovia, un experto en Fendt Vario con un historial impecable. “No hablo rumano, pero todo marchó sobre ruedas sin lugar a dudas. Además, conté con un excelente intérprete a mi lado”, comenta el instructor de conducción de 52 años. Hubert Martin convirtió a no menos de 90 conductores rumanos de tractores en verdaderos expertos en la manipulación, el funcionamiento y el dominio de la tecnología referentes a los tractores Fendt. La formación administrada directamente en el vehículo o alrededor del mismo es realmente el elemento más importante, según declaraciones de Martin. “Los conductores tienen que sentarse en el tractor, deben tener el terminal delante y, por decirlo así, tienen que respirar el aire de Fendt o, lo que es lo mismo, inhalar el espíritu de la marca. Y esto tiene mucho más valor que los largos cursos de formación meramente teóricos”, afirma este nativo de Algovia seguro de sí mismo. En consecuencia, a principios del verano, 35 tractores Fendt 939 Vario con un valor de potencia combinada de13.650 CV recorrieron las 56.000 hectáreas de Brăila.